Las inmersiones

INMERSIÓN BAJO LAS GERARDIAS

El Bajo de las Gerardia es probablemente una de las mejores inmersiones de Europa por la rareza de las especies que podemos observar. Aquí podemos ver la mayor concentración de Gerardia savaglia en el mundo. La Gerardia es un género de hexacorales y sus ejemplares suelen tener formas y tamaños muy diversos.

Bucear en este Bajo, es aventurarse en un fondo totalmente nuevo para cualquier buceador. La inmersión nos ofrece la visión sobrecogedora de estos corales entre los 27 y más allá de los 40 metros de profundidad donde la buena visibilidad suele permitir tener una visión general de esta montaña submarina. Otra de las cosas que nos llamará la atención es que podemos ver una enorme concentración de Abades. Una peculiaridad de esta especie, endémica de la Macaronesia y algunos lugares de la costa africana, pariente del mero, es que es muy gregario, llegando a verse en este lugar grupos de más de 200 ejemplares.

No cabe duda que el lugar en sí es fascinante, pero si a esto le añadimos que en ocasiones la gran cantidad de peces pelágicos y bentónicos que se agrupa en este bajo es extraordinaria, sin duda hacen de esta inmersión, uno de los lugares que ningún buceador debería perderse.

Inmersiones en La Graciosa

INMERSIÓN EL VERIL DE LAS LANGOSTAS

El Veril de las Agujas presenta muchas zonas pintorescas para el buceo. Este veril o pared, situada entre La Graciosa y Lanzarote, en su extremo más al sur, es conocido como Veril de las Langostas. Destaca especialmente por la forma de las rocas y la abundancia de peces. Las afiladas aristas rocosas muestran un paisaje totalmente distinto al de cualquier otra zona de Canarias, y en sus grietas y cuevas, podemos buscar a las langostas que dan nombre a la zona de inmersión.

Cuando recorremos la inmersión, lo que más no sorprende es la gran cantidad de peces que podemos ver. Bancos de bicudas, con ejemplares de gran tamaño no pasan desapercibidas. Acechan a media agua junto a otros depredadores como los medregales en busca de los enormes bancos de roncadores, herreras y bogas, que por miles nos permiten atravesar sus formaciones

La inmersión consiste en recorrer el veril y el anfiteatro rocoso donde se guarecen los roncadores. La gran cantidad de rocas, con sus mil y una formas y escondrijos, permiten realizar múltiples recorridos distintos. Sobre el veril, a escasos metros, una gorgonia amarilla espera a contracorriente el paso de su alimento. Además, da cobijo a diminutos camarones y caracolas que, por su mimetismo, pasan totalmente desapercibidos salvo para los meticulosos observadores amantes de los pequeños organismos.

Inmersiones en La Graciosa

EL VERIL DE LAS ANCLAS

Esta inmersión se encuentra entre La Graciosa y Lanzarote. Es una inmersión formada por una pared de poca altura (conocida en Canarias como veril). Podemos ver peces como meros, abades, cabrillas, pejeperros, samas, bocinegros, corvinas y todos los peces clásicos de Canarias. También pueden aparecer pelágicos, como los medregales, túnidos y barracudas, que merodean los bancos de bogas, sargos y salemas.

Otro de los incentivos de esta inmersión, y de donde proviene su nombre, es el hecho de que es posible llegar a ver un buen número de anclas del siglo XVIII debido a que la zona se utilizaba para los buques que recalaban aquí desde Europa rumbo a las Islas o América, y eran asaltados por piratas.

Inmersiones en La Graciosa

LA BURRERA

Se encuentra en el canal que separa el Roque del Infierno y la paradisiaca Playa de las Conchas de La Graciosa. Aquí se puede apreciar claramente la influencia del Océano Atlántico. Los biólogos consideran esta inmersión como un modelo de los fondos canarios de hace 60 años.

Al bajar sobre la zona rocosa recubierta de algas podemos ver bancos de chopas, burritos, jureles, sargos, saifios, salemas y un buen número de especies. Entre los grandes bloques de roca volcánica podemos ver meros, abades, pejeperros, langostas, morenas…

Si miramos con atención veremos poblaciones de nudibranquios y mucha vida pequeña. Pero una vez más, el origen volcánico de estos fondos deja su impronta, y el paisaje es totalmente diferente a lo que cualquier buceador está acostumbrado a visitar. Es sorprendente la variedad de vida que podemos observar en esta inmersión. En algunos momentos podemos darnos cuenta que es una mezcla de especies del Mediterráneo, el Mar Caribe y por supuesto del Océano Atlántico.

Inmersiones en La Graciosa

LA ISLA DE ALEGRANZA

Es el punto de buceo que se encuentra más al norte del Archipiélago Chinijo. En la parte más resguardada del viento predominante, a no mucha distancia de una de las pocas playas de arena volcánica de color rojo que podamos ver, se encuentra este bajo que atrae a una importante cantidad de peces. Bancos de jureles, medregales y túnidos nos vienen a visitar nada más entrar en el agua. Si buscamos entre las grietas podemos ver coral negro, gerardia macaronesica y coral naranja. Meros curiosos se asoman desde sus guaridas y decenas de abades nos miran con la curiosidad típica de esta especie. Abundan los espáridos, como sargos, samas y bocinegros. Podemos ver águilas de mar y algunas rayas de buen tamaño, conocidas en las islas con el nombre general de “chuchos”. La visibilidad en esta inmersión suele ser increíble y esa transparencia hace disfrutar de una inmersión asemejándose a un acuario de dimensiones gigantescas.

Inmersiones en La Graciosa
Consulta nuestras ofertas alojamiento & buceo
Información y reservas