El Hierro Blue Force Dive Center

Surgida como un milagro en medio del Océano Atlántico, la isla de El Hierro es la más pequeña de las siete islas del archipiélago canario. Gracias a su enorme potencial natural fue declarada en 2000 Reserva de la Biosfera por la UNESCO, convirtiéndose en la tercera isla del mundo que conseguía esta catalogación en la totalidad de su territorio.

El Hierro, con apenas 278 kilómetros cuadrados, es un verdadero paraíso por la diversidad de paisajes que ofrece y es un ejemplo de desarrollo sostenible. Un dato significativo es que su población actual (algo más de 10.000 habitantes) es prácticamente la misma que a principios del siglo XX, lo que significa que ha conseguido preservarse del turismo masivo que sufren otras islas de su entorno.

Centro de buceo El Hierro Mapa Isla

A pesar de sus pequeñas dimensiones, El Hierro puede presumir de poseer numerosas áreas naturales diferenciadas que cuentan con la máxima protección ambiental, como la Reserva de Los Roques del Salmor y la de Punta de la Restinga, entre otras. Todo esto hace de la isla un verdadero paraíso para los amantes de la naturaleza y el ecoturismo.

Buceo en el Hierro

La erupción volcánica submarina acaecida en la isla de El Hierro en octubre de 2.011 produjo la destrucción casi total de la vida marina de una parte de la isla, viéndose afectado principalmente el llamado “Mar de las Calmas”.

Dicho proceso eruptivo ha sido todo un hito científico, ya que es la primera erupción submarina registrada en España en época histórica, por lo que ha ofrecido a geólogos y biólogos nacionales una oportunidad absolutamente excepcional de estudio de este fenómeno.

Pasados casi dos años de la misma, se están cumpliendo los escenarios más optimistas de recuperación de la flora y fauna marina.

El paro de la actividad pesquera durante tantos meses, unido a los aportes de nutrientes que produjo la erupción, parece ser la clave de esta increíble recuperación.

En los mejores puntos de buceo de la isla (El Bajón y en general toda la zona de Punta Restinga), que no se vieron demasiado afectadas por la erupción gracias a las corrientes predominantes, el nivel de vida tanto bentónica como pelágica que hay en estos momentos es superior al habitual, teniendo que remontarnos a los mejores momentos de anteriores décadas para hacer comparativas que la igualen.

Solo algunas especies, como el gallo azul, parece estar tardando algo más en recuperar su población, pero otras como meros, abades, chopones, jureles, morenas y todos los pelágicos en general, han visto incrementados de forma sustancial sus efectivos.

A pesar de ello, el regreso de buceadores a la zona está siendo muy lento. Es por ello que este sea el mejor momento en muchos años y una oportunidad única para conocer o volver a visitar esta isla Canaria.

Consulta nuestro pack completo Alojamiento y buceo
Información y reservas